Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.amor.com.mx/ >Te hablamos del amor>Los colores del amor>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Los colores del amor

Cuando hablamos de colores sabemos que existen tres colores primarios a partir de los cuales se obtienen, por medio de su combinación, los colores secundarios, obteniendo a su vez un tercer nivel cuando primarios y secundarios se combinan.

Parece ser que en base a este arquetipo no solo se obtienen diferentes tonalidades sino tipos de amor.

Cuando nos enamoramos creemos que el amor que le tenemos a esa persona y a su vez ella nos tiene es único e irrepetible, sin embargo científicamente hablando se ha demostrado que los patrones de comportamiento durante el enamoramiento son por demás comunes, tanto así que pueden clasificarse.

"Colors Of Love" es un libro publicado en 1973 por John Alan Lee, sociólogo y maestro de la Universidad de Toronto, el cual expone lo que se convirtió en una muy popular teoría sobre el amor. Entre sus páginas se encuentra una parte de la idea de que al igual que los colores, hay tres tipos de amor primarios que al mezclarse entre ellos dan lugar a otros tres.

Tipos de amor primarios

Eros: Es un tipo de amor invariable y muy sexual, pero también romántico y altamente comprometedor. La atracción física y el compromiso sentimental son muy altos. En inglés se le conoce como: infatuation, y es popularmente conocido como el "amor a primera vista".

Ludus: Las personas que entran en este tipo son los amantes que ven al amor como un juego, como una constante competencia en la que los puntos son el número de parejas que se han tenido.
No se caracterizan por ser personas comprometidas, consideran que las mentiras están plenamente justificadas y esperan que su pareja mantenga el control de sus sentimientos; para ellos el amor es una cuestión de placer más que de emociones.

Storge: Es un amor que no lleva prisa, proviene generalmente de la amistad. Es un amor sereno y carente de arrebatos pasionales, el trato entre la pareja es como si fueran viejos amigos, con cariño dejando del lado el aspecto sexual.
Este tipo de amor está basado en el compromiso y la afinidad de gustos.

Ahora bien, a partir de la combinación de dos tipos primarios se desprenden los siguientes arquetipos secundarios, los cuales tienen características un poco más complejas.

Pragma (Ludus con Storge): Es un tipo de amor hasta cierto punto exigente, se le puede llamar "shopping list". Se busca que la pareja cumpla con requisitos específicos; es un tipo de amor muy realista y práctico, puede, incluso llegar a carecer de romanticismo y al sexo se le ve como un acto necesario para la reproducción.

Manía (Eros con Ludus): Es un amor muy intenso, su característica principal es ser un amor arrebatado u obsesivo/compulsivo. La persona bajo este subtipo tiende a forzar la relación y a exigir constantes muestras de cariño por parte del otro.
Es un amor que inmediatamente comienza a hacer planes a futuro con la pareja, pide verla a diario, no confía en ella, por todas estas características la persona eventualmente termina siendo muy infeliz.

Ágape (Eros con Storge): Los Ágape son más centrados y seguros de si mismos; no son egoístas y están dispuestos a darlo todo por su pareja; es un amor muy caritativo, fraternal y gentil, tienden a pensar que todas las personas son merecedoras de su cariño, se sienten con la obligación de amar y de cuidar de los demás sin esperar nada a cambio. Son sumamente comprometidos e incondicionales.


En el enamoramiento intervienen varios factores, desde los procesos químicos, la personalidad hasta las experiencias de vida; suele resultar emocionante, del que se tienen grandes expectativas pero al mismo tiempo se torna complejo y confuso; sin embargo es un estado por el que todos queremos pasar porque nos parece inolvidable y único aunque los estudios tiendan a tipificarlo bajo comportamientos comunes.

Fuente:
http://culturacolectiva.com/


Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto