Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.amor.com.mx/ >Te hablamos del amor>Locuras por amor>Locuras por amor. Entre letras
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Locuras por amor. Entre letras

Aric Egmont sabía que si no se calmaba, echaría todo a perder. Nadie suda cuando resuelve un crucigrama.

Si no se relajaba, de seguro su novia Jennie Bass iba a darse cuenta de que no se trataba de un periódico dominical Boston Globe común y corriente. Era su propuesta de matrimonio.

La pareja, ambos de 29 años, él en el ramo de las comunicaciones y ella estudiante de salud pública, habían salido durante cuatro años y jamás habían hablado seriamente sobre matrimonio.

Su razonamiento les decía que no había motivo para arruinar algo tan bueno. Pero Aric lo había pensado mejor. Como los dos eran fanáticos de los crucigramas, comenta, proponerle matrimonio en las casillas de un crucigrama "era una idea mucho más natural para nosotros, aunque otras personas no lo vean así". Entonces, el pasado junio contactó al Globe y les comentó su idea.

Ellos aceptaron. Aric dio información personal a los escritores Emily Cox y Henry Rathvon para que la convirtieran en pistas. Luego tuvo que esperar, y la tortura duró cuatro meses.

En la mañana del 23 de septiembre, después de pasar la noche en vela, Aric le preguntó a Jennie con toda naturalidad: "¿Quieres resolver el crucigrama?" Bajó corriendo las escaleras, salió de la casa, tomó el periódico y regresó a la habitación a toda prisa. Se metió en la cama y los dos tomaron su postura habitual para resolver crucigramas, con Jennie recargada en él.

Casi de inmediato se dio cuenta de la gran cantidad de preguntas que coincidían con lugares y personas de su vida.

La pregunta 20 horizontal pedía: "Amante de Teseo". La respuesta era Ariadna, el nombre de una amiga de Jennie. La 73 horizontal era "un miembro del dueto de las Judd".

La respuesta era Naomi, el nombre de la hermana de Jennie. La 91 horizontal: "Almiroli, corredor de NASCAR", cuya respuesta es Aric.

Aric comenzó entonces a buscar la pregunta con la gran clave. "Sabía que estaba a punto de leerla", dice. Por fin llegó. La 111 horizontal decía: "Propuesta genérica".

Pensó que era muy astuto ese juego de palabras sobre Jen y Ari. La siguiente pregunta era "Madre de Winston". "Mira eso", dijo Aric. "Jennie, ¿te casas conmigo?".

Esperó a ver su reacción, pero no hubo nada. Jennie es una persona lista, lo suficiente para saber todo de la vida amorosa de Teseo, pero ésta era una sobrecarga de información.

Entonces, Aric sacó un anillo y preguntó con las palabras del crucigrama del Boston Globe, "Jennie, ¿te casas conmigo?" Después de lágrimas, gritos y muchos "te amo", Jennie dijo que sí.

"No soy la persona más romántica del mundo," admite Aric. "Creo que me volé la barda con eso". Y luego añade este Romeo: "Espero que con esto Jennie esté satisfecha un largo tiempo".

Fuente: Revista Selecciones, sección "Hogar y Pareja"

Enamorado de un pedazo de Irlanda

Locuras por amor
Te hablamos del amor


Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto